INAP

  • Usted está en: Home Columna de opinión Sobre energía y desarrollo económico
    instituto.jpg

    Sobre energía y desarrollo económico

    E-mail Imprimir

    olandeSobre energía y desarrollo económico

    Oscar Landerretche Gacitúa

    Si observamos el comportamiento de la abrumadora mayoría de los países, incluidos todos los países más desarrollados, el consumo per cápita de energía, que está aumentando en Chile, debería seguir aumentando si seguimos creciendo (gráfico 1).

    Pueden esperarse altas tasas de crecimiento del consumo energético en países en proceso de “despegue” económico, al comienzo de un proceso de desarrollo dinámico (China por ejemplo), tasas que deberían ir cayendo significativamente en fases más avanzadas del proceso de desarrollo, por dos motivos: porque se reduce el ritmo de crecimiento del PIB y porque aumenta la eficiencia energética.

    En todo caso en Chile no se observa evidencia de que se produzcan avances suficientes en cuanto a la eficiencia energética (reducción de la intensidad energética, ver gráfico 2). Las mediciones internacionales disponibles sobre nuestro país no son concluyentes. De todos modos no puede esperarse un efecto demasiado significativo de un esfuerzo importante en materia de emergencia energética: a lo más un ahorro de un 10% en 10 años.

    Por otro lado, es muy claro que la intensidad eléctrica está creciendo, es decir, la electricidad está sustituyendo a otras formas de energía.

    La energía hidroeléctrica es la principal fuente primaria nacional, renovable, sin emisiones que contribuyan al calentamiento global y con un alto potencial de crecimiento. Sin embargo, tal como ocurre con otras fuentes de energía, genera problemas ambientales al intervenir cuencas hidrográficas y requerir líneas de transmisión importantes. Las líneas de transmisión son destructivas del paisaje pero también son imprescindibles para transportar la energía eólica, geotérmica y maremotriz. En todos los casos hay beneficios y costos y, entre estos últimos, costos ambientales.

    En períodos de altos precios del petróleo, sus derivados y sus sustitutos cercanos, tiende a generarse un escenario en el que se vuelven económica y socialmente rentables alternativas energéticas novedosas, no tradicionales, que en otras condiciones se considerarían demasiado costosas. Sin embargo, aunque se suponga una tendencia al aumento de los precios del petróleo, sus derivados y sustitutos, no es trivial suponer que en este momento nos encontremos muy por encima en la tendencia o por debajo de ella y no existen proyecciones suficientemente sólidas como para resolver este punto a satisfacción.

    La volatilidad de los precios del petróleo, sus derivados y sustitutos cercanos y su sensibilidad a cambios en los escenarios geopolíticos, mundiales y regionales, sugiere evaluar el desarrollo de nuevas opciones energéticas con parámetros de largo plazo pero no es fácil determinarlos.

    Ninguna alternativa energética tiene efecto ambiental nulo, y algunas opciones no tradicionales tienen problemas ambientales no menores como las ya mencionadas líneas de transmisión o los efectos de las perforaciones geotérmicas o los propios campos de molinos de viento.

    De todas formas, un cierto grado de diversificación en las fuentes (tipos) y orígenes (países) de la energía consumida por el país, es una buena forma de asegurarse contra los escenarios más desfavorables.

    Por ello se acentúa el debate sobre los pro y contras de la alternativa nuclear que, aunque implica riesgos y costos ambientales no despreciables, reduciría la contribución de Chile al proceso del calentamiento global, como también lo hacen la hidroelectricidad y las energías renovables no convencionales.

    La experiencia reciente en materia de grandes proyectos no permite asegurar que un agente público o un agente privado puedan acometer un gran proyecto nuclear asegurando las holguras necesarias para minimizar riesgos, no sólo en la producción, sino también, y especialmente, en el almacenamiento de desechos.

    El predominio de la lógica de la minimización de los costos, que existe tanto en el sector privado como en los sectores que toman las decisiones fundamentales sobre nuevos proyectos públicos, tiende a reducir los márgenes de seguridad, disminuir la calidad de los que se produce y trasladarle costos a los usuarios o a terceros (“externalidades negativas”).

    La prevención de desastres es un elemento fundamental en el desarrollo de una alternativa nuclear, pero en esta materia está por verse por qué el país prefirió ahorrar en personal, sistemas de comunicaciones, solidez de hospitales y establecimientos educacionales, solidez de puentes fundamentales y gestión adecuada de los usos del suelo, a la hora de prevenir un desastre de origen sísmico, sobre el cual existía suficiente experiencia.

     

    grfico 2

    grfico 1

     

    Oscar Landerretche Gacitúa

    Doctor en Economía

     

     

    Vinculación con el Medio

     baner_taller_politicas_publica2

    estudios legislativos

    Banner seminario INAP_ANEF

    Tum porn seyretme siteleri bir araya gelse bizim porno sitemiz kadar degere sahip olamazlar. En azindan biz oyle dusunuyoruz. Haksiz miyim Rustu? - Evet haklisin abi diyene kadar agzinin ortasina bi tane yapistirdim bana cevap vermemenin cezasini cekmis oldu amina koydugum. Yine de hatirlatmakta fayda var ola ki yukaridaki hdpornoser.com ve diger sitemizi begenmez iseniz, porno izlemek icin en iyi site brazzers pornolari yayinlayan sitelerdir.